Me elijo a mí; hoy y siempre.

sábado, 4 de febrero de 2017 a las 10:58 p.m.


Después de tanto tiempo de lucha, de esfuerzo, de aceptación, de hacernos malas costumbres, de compartir todo contigo, de darlo todo por ti e incluso de hacerme a un lado yo misma, para ponerte a ti en el centro; tú decides irte, esperando que te espere.

Al principio pensé en luchar por ti, por nuestra relación, por los buenos tiempos y por “nuestra felicidad”. Porque es difícil dejar ir todo lo que quieres, todo por lo que has trabajado tanto tiempo, pensé esperarte, darte espacio, pero, era inútil, dolía demasiado. Esperarte se sentía como un mal premio de consolación, el que me pidieras tiempo, se sentía como las palabras de un hombre cobarde que no puede hablar con la verdad.

De verdad quería esperarte, pensaba que muy pronto me extrañarías y regresaríamos, pero no, tuve que ser realista; dejar de creer en quien no se lo merece, salir de ese incómodo estado de inconsciencia en el que me tenías, tuve que dejar de defenderte y aceptar que realmente no eras quien yo pensaba.
Así que si no me quisiste en tu vida en ese momento, menos después. No estaba dispuesta a ponerle pausa a mi vida para esperarte, no estaba dispuesta a estancarme, a amargarme y a denigrarme.

Por eso me elijo a mí, no voy a perder mi tiempo esperándote, porque quizá nunca regreses, y de cualquier forma si lo hicieras, ya nada sería igual, la confianza ya se perdió, ya no te veo igual, y sería muy extraño estar contigo. Tristemente tengo que aceptar que sé que si realmente me hubieras querido, habrías luchado por mí. Entonces en lugar de dedicarte un minuto más de mi tiempo, decido gastar mi tiempo en mí, en mi felicidad, en sanar mi corazón, en hacer que esta buena relación con pésimo final, se convierta en aprendizaje, en hacer que el daño que provocaste se convierta en mi fuerza, gastar mi tiempo en lo que amo, en lo que realmente es bueno para mí, en mejorarme como persona.

Elijo vivir por y para mí

Vivir para cumplir mis sueños, no los tuyos.

Vivir para ser feliz, no para hacerte feliz.

Vivir sin esperarte, porque no tengo tiempo de sobra, como para desperdiciarlo en algo tan tonto.
Vivir para complacerme, no para complacerte.
Vivir para cumplir mis expectativas, no las tuyas.
Vivir sin ti…

Pues me elijo a mí.



Publicado en www.clubcomplementos.com 3feb2017

«Nubëz RØsäs» | Powered by Blogger | Entries (RSS) | Comments (RSS) | Designed by MB Web Design | XML Coded By Cahayabiru.com